domingo, 10 de marzo de 2019

Conservador ¿por qué no?, pero conservar ¿el qué? Los equívocos sobre el conservadurismo, por Alain de Benoist


El conservadurismo va viento en popa, impulsado por aires revueltos y con todos los títulos para hacerse valer en un mundo curado de espanto hacia las ilusiones del progreso. Quizás, incluso los momentos populista y conservador puedan combinarse, pero a condición de que el conservadurismo se libere de los peligrosos vínculos que mantiene con el liberalismo. Esto, de momento, está lejos de ser el caso. Leer artículo