viernes, 31 de mayo de 2019

La igualdad de sexos no puede convertirse en la finalidad última de toda acción social, por Chantal Delsol


Un grupo de feministas perturba y consigue parar una reunión pública por la razón de que no había mujeres en el estrado. Naturalmente, no se les puede echar con palabras amables a las que no hacen caso. Por lo tanto, al final hay que emplear la fuerza. Pero entonces, gritan que eso es fascismo. Una historia posmoderna. Leer artículo ⇰