martes, 19 de noviembre de 2019

El futuro de la nación, el futuro del nacionalismo, por Mathieu Bock-Coté


El nacionalismo no tiene nada de diabólico. Hay buenos usos, tantos como malos. Por decirlo como Gil Delannoi debemos, ante todo, «comprender lo que subyace en la natiofobia y en la pasión por abolir las fronteras que hoy está de moda». Leer artículo