jueves, 27 de febrero de 2020

En la nueva guerra de sexos, el hombre alcanza la redención deshaciéndose de su identidad. Entrevista a Alain de Benoist, por Nicolas Gauthier


Las nociones de masculinidad y de feminidad son, en efecto, negadas, pero al mismo tiempo, bajo la influencia de lo políticamente correcto, no deja de resucitarse lo masculino para ponerlo bajo acusación. Por un lado, se afirma que lo biológico no determinada nada en absoluto, por el otro, que el hombre es, por naturaleza, un potencial violador, y que el patriarcado (“la cultura de la violación”) está, en cualquier caso, inscrita en sus genes. Leer artículo