miércoles, 27 de mayo de 2020

Toda Europa marcha hacia la muerte, por Jean Raspail


Estoy convencido de que nuestro destino está sellado en el seno de una Europa cuyas raíces son tanto musulmanas como cristianas, porque la situación es irreversible hasta el punto de que en los años 2050 llegará el “definitivo basculamiento” que verá a los europeos de “pura cepa” quedar reducidos a la mitad (la mitad de más edad, además) de la población de su país, estando el resto compuesta de africanos y de asiáticos de todas las procedencias, surgidos de la inagotable reserva del Tercer mundo, con un fuerte elemento dominante islámico. Leer artículo