martes, 25 de agosto de 2020

Alexandr Solzhenitsyn: La lucha heroica contra la mentira, por Eugénie Bastié


URSS, 13 de febrero de 1974. En el avión que ha despegado de Moscú vuela Alexandr Solzhenitsyn, 55 años. Es la segunda vez que abandona su patria (la primera fue durante la guerra, para ir al frente) y no volverá hasta veinte años después, tras la caída del régimen que combatió durante toda su vida. Por la ventanilla, contempla las nubes. “Veía mi vida del exterior, como ya consumida. Nada que decir; había sido un éxito. Ni estos dirigentes ni sus sucesores se librarían de mis invectivas, ni siquiera dentro de cincuenta años”, escribió, pensando en ese momento. Dos meses antes, se había publicado Archipiélago Gulag en París. Fue la gota que había colmado el vaso del régimen comunista, que decidió desembarazarse del disidente. Leer artículo