domingo, 23 de agosto de 2020

¿Hay que enterrar el Estado-nación?, por Denis Collin


La noticia de la muerte del Estado-nación es, sin duda, prematura. En una época en que la construcción europea debía encarnar la superación del Estado-nación, en que las diversas formas de "gobernanza" mundial debían llevarnos a lo "posnacional", asistimos a los inicios de la desintegración de la Unión Europea, que aparece cada vez más como una "prisión de los pueblos" y al desarrollo de reivindicaciones de "identidad" que pulverizan incluso a las naciones antiguas o menos antiguas. Lejos de ir hacia lo "posnacional" podríamos incluso ir hacia lo "prenacional", hacia la explosión de las comunidades étnicas. Leer artículo