domingo, 24 de enero de 2021

Posthumanos mejorados vs. humanos discapacitados: las desigualdades del transhumanismo, por Patrick O´Connor


Las expresiones transhumanistas como “bebés de diseño” o “humanos a la carta” forman ya parte de nuestra cotidianeidad y surgen con fuerza en los últimos años debido a los nuevos avances científicos de mejoramiento y perfeccionamiento genético donde pueden llegar a ser utilizados con fines benéficos como la prevención y erradicación de enfermedades genéticas generadas por mutaciones, predisposiciones o aberraciones cromosómicas; sin embargo, como toda innovación técnica, puede llegar a ser utilizada con otros fines no tan humanitarios ni éticos. Sin embargo, ¿está legitimada la ética humanista para impedir, o prohibir, la creación de humanos genéticamente excelentes? La generalización (equitativa horizontalmente) de estas técnicas génicas, ¿no mejoraría las capacidades (benéficas) de la humanidad en su integridad? Al fin y al cabo, la “selección natural” desapareció hace varios milenios del ámbito de la humanidad y la eugenesia activa solo trata de evitar que el ser humano acabe siendo una entidad degenerada y disminuida con grave riesgo para la supervivencia de su especie. Leer artículo