miércoles, 31 de marzo de 2021

¿Disciplina o docilidad? Bosquejo para una educación inconformista según el pensamiento de Confucio, por Thibault Isabel

 

A partir de la década de 1970, Francia y los demás países de su entorno experimentaron una verdadera revolución educativa. La autoridad entró en crisis, no solo en las escuelas, sino también, por supuesto, en las familias. Hoy en día ya no se acepta que un profesor hable desde un palco o que dé una lección magistral o que imponga un estricto silencio dentro de su clase sin que esos hechos busquen movilizar la espontaneidad y la creatividad de los alumnos que componen sus clases. 

Los padres, por su parte, pretenden proporcionar a sus hijos un gran margen de autonomía con la intención de animarles desde muy temprana edad a que actúen por su cuenta y a que tengan iniciativa propia. El placer, la libertad y la autoexpresión se consideran casi por unanimidad como virtudes esenciales que son necesarias para el desarrollo de los jóvenes. Sin embargo, ¿significa todo lo anterior que la educación contemporánea debe renunciar por completo a transmitir, como se suele afirmar constantemente, a toda una serie de valores fundamentales? Leer artículo