Hungría: la natalidad mejor que la inmigración, por Olivier Marchand


El presidente húngaro, Viktor Orbán, ha anunciado un gran plan natalista para relanzar la demografía húngara. Un gran plan que permite no ceder al chantaje de la inmigración que reina en Europa occidental, aceptando la ecuación siguiente: “como la natalidad baja, hacen falta más inmigrantes. Hungría demuestra lo contrario. 

«Vivimos una época en la que nacen cada vez menos niños en Europa. Los europeos occidentales responden con la migración para cuadrar las cifras. Pero no necesitamos cifras, sino más niños húngaros. Para nosotros, aceptar la inmigración supone deponer las armas. Si nos conformamos con no poder asegurar nuestra supervivencia, incluso biológicamente, estamos reconociendo que ya no contamos para nada, incluso que renunciamos a ser nosotros mismos», declaraba Orbán, al tiempo que hacía las siguientes propuestas.

Introducción de una ayuda al nacimiento para los jóvenes matrimonios. Toda mujer menor de 40 años que contraiga matrimonio podrá recibir un préstamo bonificado de 31.000 euros para iniciar su vida en pareja. La amortización del préstamo se suspenderá durante tres años desde el nacimiento del primer hijo, durante otros tres años por el nacimiento del segundo, en este caso, además, con la cancelación de un tercio del capital. El capital adeudado restante será totalmente cancelado con el nacimiento del tercer hijo.

Ampliación del acceso a préstamos bonificados para la adquisición de una vivienda. Las familias con, al menos, dos hijos, podrán también utilizar el préstamo para la adquisición de una vivienda de segunda mano. Los que viven en el campo tendrán ayudas especiales. Esto significa que, hoy, una joven pareja que planifique tener dos hijos se beneficiará de una ayuda para su vida en común y la adquisición de una vivienda por importe de 69.000 euros, cifra que pasará a 110.000 euros para las parejas que lleguen a tener tres hijos. Además, el gobierno se hará cargo de una parte de la amortización del préstamo hipotecario concedido a las familias numerosas: 3.100 euros por el nacimiento del segundo hijo, 12.500 euros por el nacimiento del segundo y, nuevamente, otros 3.100 euros por cada uno de los siguientes. Las familias que tengan cuatro o más hijos estarán exentas de pagar impuestos sobre sus ingresos de trabajo hasta el final de su vida laboral. Igualmente, se lanza un programa de adquisición de automóviles para las familias que tengan, al menos, tres hijos, con una ayuda no reembolsable de 7.800 euros para la adquisición de vehículos de siete plazas.

Finalmente, establecimiento de un servicio general de guardería, que supone la creación de 21.000 nuevas plazas en tres años, lo que significa que en 2022 todas las familias que lo deseen podrán dejar a sus hijos al cuidado de una guardería.