Inmigración: Salvini no dice “no” a la construcción de un muro, por Daoud Boughezala


Enfrentado al chantaje de las ONG promigrantes, tanto en tierra como en mar, el ministro italiano de interior Matteo Salvini no excluye la construcción de un muro en la frontera con Eslovenia, imitando al primer ministro húngaro Viktor Orbán. 

Salvini pone las cartas sobre la mesa, al menos, demostrando todo su talento de tribuno populista frente a las cuestiones planteadas por los periodistas sobre la inmigración.

Sea-Watch 3: el chantaje sentimental
______________________________________

El barco de la ONG alemana Sea-Watch 3 fuerza el bloqueo naval italiano con 42 migrantes a bordo y un arma de destrucción masiva: el chantaje sentimental. Para sus apoyos italianos e internacionales, desembarcar en Lampedusa sería un derecho. Contra este sinfronterismo bajo bandera humanitaria, Salvini invoca la ley y el sentido común. El “Capitano” recordó que, si tan urgente era el desembarco, después de varias jornadas navegando por aguas maltesas, bien podría haber recalado en Túnez, país más cercano, además de pacífico y seguro. Además, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos viene de dar la razón al gobierno italiano por sus últimas decisiones de no autorizar los desembarcos de inmigrantes clandestinos, salvo en los casos de urgencia sanitaria y humanitaria. Esta es, rigurosamente, la política practicada por Salvini, rechazando los argumentos de los humanitarios y los actos de los traficantes.

El equipo del Sea-Watch 3 hizo un llamamiento a realizar donativos en internet, recogiendo 67.000 euros en las últimas horas… Pero, ¿qué dice Salvini de la capitana del barco Carola Rackete, de 31 años? “Una fanfarrona que hace política con los migrantes sacando dinero de no se sabe dónde”. Sin embargo, hace unos días, el puerto de Lampedusa abrió sus puertas a varios migrantes en estado de urgencia humanitaria, la marina italiana recogía a 34 clandestinos a pocos kilómetros de Sicilia. Todo ello contraviniendo las órdenes del ministro italiano de interior, porque no controla los limitados medios de la marina italiana, ni los guardacostas, ni la defensa en general, que está en manos de un ministro del Movimiento 5 Estrellas procedente del ala izquierdista del movimiento.

Europa ausente
______________________________________

Y la Unión europea ¿qué hace? Se muestra ausente, mientras examina con vigilancia jesuítica el déficit italiano, ironiza Salvini. Si los 27 se obstinan en no compartir el peso migratorio, Roma se lavará las manos, obviará las reglas europeas y no se tomará la molestia de tomar las huellas dactilares ni la identidad de los individuos que entra en su territorio como ordena el acuerdo sobre el espacio Schengen.

Como el control del Mediterráneo, particularmente delicado y objeto de acuerdos que nunca acaban por cerrarse, Salvini juega otra carta: la soberanía terrestre. En la frontera oriental del país, el gobernador “liguista” de la región Friuli-Venecia-Julia, Massimiliano Fedriga, ha reclamado la suspensión de Schengen para controlar los flujos de migrantes clandestinos que vienen por la ruta de los Balcanes. Durante la última jornada, un centenar de paquistaníes y afganos habría cruzado ilegalmente la frontera pese a las patrullas conjuntas italo-eslovenas que Roma y Liubliana han creado.

¿Hacia una suspensión de Schengen?
______________________________________

Animado por su ala derecha, Salvini declaraba no descartar la construcción de un muro en la frontera con Eslovenia, imitando el modelo de la barrera de seguridad que el primer ministro húngaro erigió en la frontera de Hungría con Serbia. «Si la ruta de los Balcanes se reabre y el flujo de migrantes no se detiene, no excluyo poner barreras».

En la configuración política actual de Italia, incluso si Salvini multiplica las palabras gentiles y las declaraciones de lealtad a su aliado Di Maio (M5E), él no comparte la orientación del grupo parlamentario del M5E, mayoritariamente hostil a su política anticlandestinos. Pero en la dinámica de una campaña electoral permanente, con elecciones locales cada mes, y un débil gobierno de coalición, con una Liga en constante progresión y un M5E en caída libre… el futuro no está escrito en ninguna parte… Fuente: Causeur